Asistente de Respiración

Sincroniza tu respiración con esta animación

5 consejos para usar el Asistente de Respiración (toca aquí para abrir)
** CÓMO DESCARGARLO: El Asistente de Respiración es una imagen en formato GIF animado. Descargarlo es tan sencillo como guardar la imagen en tu dispositivo.

1 – Enfócate en el Asistente de Respiración

Cuando ejercitamos nuestra atención y la mantenemos en nuestra respiración de forma ininterrumpida, no hay estrés, miedo ni ansiedad. Este enfoque mental es bien recibido por el cerebro, que nos ayuda a mantener la constancia en la tarea y permite una mayor coordinación de los procesos cardiorrespiratorios, lo que resulta en una respiración más consistente. Relajamos nuestro cuerpo y calmamos nuestra mente.

Utiliza el Asistente de Respiración durante 5-10 minutos al día. Es todo lo que necesitas.

2 – Respira cómodamente, sin esfuerzo

Tanto la inhalación como la exhalación deben ser lisas y continuas. Como la respiración es gobernada por el diafragma y los músculos intercostales, esto requiere que estos músculos se muevan suavemente, sin irregularidad.

Aunque al principio te resulte complicado mantener el ritmo marcado por el Asistente de Respiración, a medida que practiques notarás que tu respiración se vuelve más pausada y profunda.

3 – Relájate profundamente durante la exhalación

Específicamente, relaja los ojos, la mandíbula, el suelo pélvico, las manos y los pies, ya que son puentes bidireccionales que comunican el sistema nervioso somático y el sistema nervioso autónomo.

Asegúrate de eliminar toda tensión en estas zonas mientras realizas tu práctica con el Asistente de Respiración de Mindful Science.

4 – Cultiva una plena conciencia

Te animamos también a que incorpores la práctica de la atención plena en tu rutina diaria. Nuestra recomendación es que inices sesión en tu cuenta a diario para realizar tus prácticas de mindfulness.

5 – Desarrolla tu resiliencia, cultiva tu actitud

Si bien no podemos librarnos de las dificultades y desafíos cotidianos, sí podemos mejorar la forma en que nos relacionamos con estos eventos de nuestro día a día.

Transformar nuestra percepción y aprender a percibir las situaciones como desafíos en lugar de amenazas es, sin duda, una de las mejores formas de controlar la forma en que nuestra psicobiología responde al estrés.

En este artículo te explicamos detalladamente cómo puedes ejercitar tu resiliencia, esa extraordinaria capacidad que todos poseemos de enfrentar la adversidad con fortaleza interior.

“No se trata de detener la tormenta, sino de aprender a danzar bajo la lluvia.”