Inhala y exhala

Qué es la meditación mindfulness y cómo practicarla

26 MAYO 2022

Texto de: Nerina Crocce para Mindful Science | Corrector literario: Nayla Funes para Mindful Science.

Está científicamente comprobado que unos pocos minutos de práctica al día, centrando la atención en el corazón y enfocándonos en la respiración tienen un gran potencial transformador.

El mindfulness, es una técnica de meditación dirigida a aumentar la autocomprensión. 

Nuestro fundador, Eric Knouse la describe cómo técnicas guiadas de cuerpo y mente en la que la mecánica de la postura, la respiración y la atención enfocada convergen para producir un entorno de seguridad y confianza.

Mindfulness es conciencia, que se desarrolla prestando una atención concreta, sostenida y sin juzgar el momento presente.

Es una disciplina poderosa y curativa.

La práctica mindfulness proporciona una mayor intimidad con tu mente, transforma la comprensión que tienes de tí mismo y de cómo puedes afrontar la cotidianeidad sabiamente, con mayor bienestar, distinción y felicidad. Ver más en: https://www.youtube.com/watch?v=kwTKk6u30x4 

Te brindará mayor conciencia, claridad y sensación de calma.

Cuando nos sentamos a meditar, nos cuidamos.

Está científicamente comprobado que unos pocos minutos de práctica al día, centrando la atención en el corazón y enfocándonos en la respiración tienen un gran potencial transformador.

Experimentar, sistemáticamente, el cultivo de la atención plena es un acto de amor, contigo mismo y con tu realidad. Permite que te relaciones con tu propia experiencia tal cual es.

 “Te enseñará a vivir con una mayor presencia, apertura, autenticidad que nos sólo te beneficiará a tí, sino a todas las personas que amas, a todos los seres con los que te hayas estrechamente relacionado y al mundo en el que estás inmerso (...)” (Mindfulness para principiantes. Jon Kabat-Zinn, 2012)

Cuando nos embarcamos en este camino, comienzan a surgir las dudas: cómo hacerlo, cuándo, de qué manera. 

Recuerda que meditar no debe ser algo abrumador o desalentador, por el contrario.

Cuando meditamos cultivamos la conciencia y la compasión. Entrenamos a la mente para que deje de distraerse y se concentre más en el momento presente.

Practicar es realmente sencillo. Tan sólo debes

sentarte, respirar, centrar tu atención en la respiración y mantener una

actitud de calma y apertura. Eso es todo.

Pero, es normal que nuestra mente se distraiga o divague, no te aflijas. La meditación mindfulness no se trata de dejar la mente en blanco o dejar de tener pensamientos. Cuando meditamos observamos nuestros pensamientos y emociones.

Y la respiración es nuestra ancla al momento presente, por lo que cada vez que nos distraemos construimos nuestra conciencia para volver a centrarnos en la respiración. Así la mente se vuelve más dócil e integra las cualidades que se experimentan durante la práctica: calma, enfoque, compasión, atención plena.

Encuentra un lugar en donde te sientas a gusto, un lugar de intimidad y quietud. Puede ser cualquier espacio de tu casa, en el exterior o interior, con una luz tenue y temperatura ambiente. Lo más importante que tienes que saber es que ese espacio, lo puedes armar como tú lo desees, es tu espacio personal. Puedes colocar candelas y aromas como esencias o inciensos. Evita teléfonos, televisores, computadoras, mascotas u otras personas alrededor, recuerda que es un momento que te dedicas a tí mismo, a tí misma. Es un momento de intimidad. 

La comodidad es la clave, así que tu postura te debe proporcionar confort, por lo que puedes sentarte en una silla, sillón o sofá y apoyar tu espalda. También puedes usar almohadas o almohadones detrás de ella, bajo tus glúteos ó en tus pies.

Por último, encontrar un momento del día en donde puedas practicar: al comenzar tu día, por la tarde o antes de dormir. El mejor momento para meditar será el que tú decidas que lo sea.

Pero siempre recuerda que para crear el hábito y ver los resultados, debes practicar todos los días a la misma hora.

Y, siempre es el momento ideal para comenzar. 

Cuando te sientas a practicar mindfulness, le envías una señal de calma a tu sistema nervioso. Así puedes salir rápidamente del miedo, del estrés y la incertidumbre activando la llamada respuesta de relajación. Y todo esto comienza a suceder, después de tan solo tres minutos de práctica.

No es necesario que seas un ávido experto, todos podemos practicar mindfulness. 

Si no sabes por dónde comenzar, desde Mindful Science te recomendamos empezar por las micromeditaciones: sesiones de 3, 5 ó 10 minutos pueden ayudarte a dar los primeros pasos. Al ser cortas, son fáciles de seguir.

Una vez que te sientas a gusto, puedes trasladarte a programas de prácticas de mayor duración y más complejos.

Ponte metas que sean alcanzables para evitar frustraciones.

Un enfoque “lento y constante” le permite a tu cerebro aprender a su propio ritmo: cómo estar abiertos y presentes, y cómo extender esa conciencia a la vida cotidiana.

Cuando hayas conseguido un ritmo seguro, te sentirás con más confianza en el proceso. Esto será de gran ayuda durante los días que se presenten desafiantes

Cueste lo que cueste, tú practica.

Entonces, ¿por qué comenzar hoy?. 

Muchos comienzan a meditar para calmar el estrés y la ansiedad o para poder alcanzar un estado de tranquilidad, pero la práctica del mindfulness trae consigo multitud de beneficios comprobados por la ciencia que repercuten positivamente en la salud física, mental y emocional.

Aprendes a reconocer y comprender tus emociones, experimentas mayores niveles de energía, mejoras en el sueño y mayor inmunidad. Cuando meditas, construyes nuevas conexiones neuronales positivas con las partes del cerebro responsable de promover rasgos como el enfoque y la toma de decisiones.

Por lo que no sólo es estar conscientes del momento presente, la meditación mindfulness es un estilo de vida. Es una decisión de querer estar y sentirte mejor día a día. Nos permite elegir la vida que queremos vivir con intención

Cultiva la paz en tu vida

Practica Mindfulness con nosotros donde quieras, cuando sea que lo necesites. Haz click aquí y crea tu cuenta gratuita: https://www.mindfulscience.es/cuenta-gratis/ 

¡Medita cada día!

¡Inspira a otros!

¡Hasta pronto!

Mindful Science y equipo.

Nuestro objetivo es ayudarte a reducir el estrés y la ansiedad. Duerme mejor, mejora tu salud y vive más feliz.

En solo 7 días sentirás menos estrés, más calma y vitalidad, y dormirás mejor.

Crear tu CUENTA GRATUITA en Mindful Science.

Accede a todas las meditaciones guiadas y cursos de mindfulness en Mindful Science

Artículos Relacionados