ARTÍCULO + BREVE EJERCICIO
Mente de Mono: qué hacer cuando tu mente salta sin control de un pensamiento a otro
Jorge Benito

Llamamos“mente de mono” a ese abrumador proceso cognitivo en el que la mente salta vertiginosamente de pensamiento en pensamiento como si fuera un mono que salta de rama en rama.

Esta “mente de mono” es un extravío de nuestra tendencia natural al pensamiento. Los seres humanos estamos biológicamente predispuestos a pensar acerca de las experiencias pasadas y acerca de las posibilidades futuras. El pensamiento descontrolado, sin embargo, responde a una deficiencia en nuestras capacidades cognitivas naturales.

La buena noticia es que podemos salir del caos interior que este mono saltarín genera, y en este artículo te mostramos una sencilla y efectiva técnica que te permitirá mantener al mono calmado y enfocado en cualquier situación.

Mente inquieta, mente saltarina

La capacidad que nuestra mente tiene de crear nuevos pensamientos es fabulosa; su capacidad de mantenerse enfocada en cada uno de esos pensamientos que genera suele ser escasa y limitada.

La tendencia natural de nuestra mente es crear pensamientos sin ningún tipo de esfuerzo, mientras que la habilidad de prestar atención a esas emanaciones mentales sí requiere de un esfuerzo mental; sin nuestra participación consciente en la reunificación de la atención, la mente saltará desbocada de pensamiento en pensamiento.

Cada vez que la mente crea un nuevo pensamiento, nos avisa: “¡Eh, mira esto, mira este pensamiento!”. Antes de que podamos siquiera detenernos a contemplar profundamente ese contenido mental, la mente salta hacia nuevos lugares, una y otra vez.

Perder el control consciente de esta infinita cadena de pensamientos, sentimientos y emociones suele llevarnos a esa desagradable impresión de sentimos abrumados y sobrepasados.

La Técnica del Mono Ocupado

La mejor forma de salir de este caótico bucle es el desarrollo sistemático de la atención. Una buena forma de hacerlo es practicar este sencillo ejercicio que hemos llamado la Técnica del Mono Ocupado, y que nos ayudará a reunificar la atención a través de dos elementos fundamentales: la actividad cardiorrespiratoria y la actitud correcta.

Veamos un ejemplo.

Un pensamiento surge. En ese momento la mente nos está diciendo: “Eh, mira aquí”.

Cuando esto sucede, nosotros podemos decirle gentilmente a nuestra mente: “¿Sabes? Mejor mira tú aquí. Mira cómo respiro”.

Entonces observamos sosegadamente nuestra respiración. Nuestra actitud diestra y nuestra atención nos ayudan a salir instantáneamente de ese caos de reactividad inconsciente que activa una respuesta amenaza y protección en el sistema nervioso autónomo.

Se trata de prestar atención a la respiración de forma calmada: sentimos el aire fresco que entra y el aire cálido que sale. El “mono” se mantendrá calmado y ocupado.

Aunque no lo hará por mucho tiempo. Habituado a saltar impulsiva y descontroladamente, pronto volverá a saltar hacia otro pensamiento. Nos distraerá. Esto es normal; es lo que el mono hace.

Pero tarde o temprano nos daremos cuenta de que andamos perdidos en divagaciones mentales, arrastrados por esta tendencia a vagabundear del mono. Cuando esto suceda, volvemos a decirle amablemente a este mono travieso: “respiración”.

Por lo general, el mono de tu mente no se va a mantener anclado a la respiración durante 500 respiraciones. Seguramente saltará en apenas unas pocas. Nuestra reacción más común es sentir que hemos fallado. Nada de eso. No permitas que esta dureza se manifieste. ¡Es el mono distrayéndote de nuevo para seguir saltando de pensamiento en pensamiento, de juicio en juicio, de historia en historia! Simplemente redirige el flujo de la atención a la respiración, que sucede por sí misma y de forma natural. Regresar a un estado de calma también calmará al mono.

Así pues, cada vez que el mono salte nosotros le pedimos que respire. Mantenemos al mono ocupado. Es realmente sencillo, muy eficaz, y de hecho es la base fundamental de la práctica de la atención plena.

Resumiendo, paso a paso:

1. La mente salta de pensamiento en pensamiento, y por el camino se entretiene creando todo tipo de interpretaciones subjetivas (y alocadas).

3. Cuando nos damos cuenta de que andamos perdidos en las piruetas del mono, regresamos nuestra atención a la respiración.

3. El mono pronto saltará de nuevo, llevándose nuestra atención lejos y manteniéndonos distraídos en nuevos pensamientos.

4. Cuando nos damos cuenta de que la mente ha vuelto dispersarse, la traemos de vuelta al momento presente centrando la atención en la respiración.

Repite esto esto una y otra vez.

El mono crea dispersión y tú creas atención. 

El mono salta sin parar, y tú le pides que deje de hacerlo manteniéndolo ocupado en tu respiración. Este simple acto permite que tus mejores virtudes se desarrollen.

Cada vez que te das cuenta de que estabas perdido en el caos de pensamientos automáticos, es un momento de atención y de consciencia. Una pequeña victoria. 

Acumula tantas victorias como puedas, y verás cómo el mono de tu mente se va educando. Se volverá más calmado y considerado.

También te animamos a que te unas gratis a nuestro Reto de Mindfulness (click aquí), nuestro curso introductorio de atención plena donde te guiaremos a través de 7 audios de práctica y 4 vídeos explicativos. Además, hemos diseñado el curso de forma que podrás tomarlo a tu propio ritmo.

Comienza a practicar ahora, y establece una nueva relación más amable, sinérgica y colaborativa con el“mono saltarín” de tu mente.

Autor

Jorge Benito

A caballo entre el mundo de la investigación y la aplicación práctica, Jorge Benito dirige Mindful Science, donde explora la conexión mente-cuerpo, la activación voluntaria de nuestros mecanismos naturales de transformación biopsicosocial y el fortalecimiento de nuestras capacidades y virtudes humanas.

Autor del libro Educar para Sanar y de los programas ofrecidos en Mindful Science, Jorge actualmente colabora en el desarrollo de una nueva tecnología de retroalimentación cardiorrespiratoria que codifica y analiza las señales del cerebro y el corazón, y que pronto estará comercialmente disponible para todo el mundo.

Más artículos del autor

© 2018 MINDFUL SCIENCE, LLC

POLÍTICA DE PRIVACIDAD  Ι  TÉRMINOS Y CONDICIONES